Interiorismo

Alfombra de vinilo para la cocina: cómo elegirlas y cuidar de ellas

Imagen de una alfombra vinílica para cocina

Seguro que, si te estás planteando tener una alfombra de vinilo para la cocina de tu casa, te preguntarás si este material es compatible con la habitación que contiene la salsa de tomate y los botes de mermelada.

En este artículo, te contamos cómo cuidar de una alfombra de vinilo en una cocina; qué prácticas evitar y cuáles establecer para que tu suelo se mantenga en perfecto estado.

Una alfombra de vinilo en la cocina como los suelos hidráulicos antiguos

La idea de instalar una alfombra en la cocina puede ser contraintuitiva. Se trata de la estancia donde manipulamos bebidas, salsas y aceites. Migas, salpicaduras y restos de comida, inevitablemente, terminan en el suelo en algún momento u otro (eso por no hablar de los hogares donde hay animales o niños pequeños, donde la comida en el suelo es una recurrencia).

La naturaleza de una cocina nos indica que no es buena idea tener en ella ninguna superficie difícil de limpiar. De hecho, este suele ser el motivo por el que los suelos de las cocinas muchas veces son diferentes de los del resto de la casa.

Como consecuencia de esta priorización (necesaria) por la higiene, el suelo queda desierto de decoración, y una vez que la casa se pone en funcionamiento, las baldosas que se hayan elegido para pavimentar la estancia, por muy bonitos que sean, serán lo que veremos al mirar hacia abajo durante años.

Las alfombras de vinilo de Cucú e Boó solucionan este problema de estancamiento estético: un suelo de linóleo, fácil de instalar y 100% personalizable que imita los suelos hidráulicos clásicos de las casas de toda la vida.

Imagen de una alfombra de vinilo en una cocina

Cómo cuidar de una alfombra de vinilo en un espacio como este

Las alfombras vinílicas son muy agradecidas, en tanto que requieren pocos cuidados a cambio de una enorme versatilidad y una gran durabilidad.

Para limpiar las manchas, basta con pasar una fregona húmeda por encima. También podemos usar algún jabón suave, que no sea corrosivo ni ácido.

Por otra parte, para el mantenimiento de la alfombra, basta con evitar encharcamientos y exposición directa y prolongada a la luz del sol (cosa poco habitual en una cocina). Es decir, si se cae una botella de agua sobre la alfombra no es necesario salir corriendo, pero sí es conveniente secarla antes de que el material absorba la humedad.

Si alguna vez nos encontramos con alguna mancha especialmente testaruda, también conviene evitar el uso de materiales duros que puedan rayar la superficie, como los estropajos metálicos. Una bayeta o fregona son suficientes.

Las ventajas de tener una nuestras alfombras en tu cocina

La cocina es una habitación más de la casa a la que dotar de personalidad. Y, aunque los suelos de vinilo son una alternativa estupenda para hacerlo, como cualquier material requiere de sus cuidados.

Lo más importante, en realidad, es el contenido del punto anterior: nuestras alfombras son muy fáciles de limpiar.

Y a pesar de que las tendencias minimalistas en colores claros han ganado terreno en los últimos años, en Cucú e Boó estamos muy a favor de añadir un toque de color fresco y divertido a cualquier estancia.

Hacerte con una de nuestras piezas te permitirá darle una nueva vida a una de las estancias más importantes de la casa, proteger el suelo que hay debajo, y ahorrar tanto tiempo como recursos en la limpieza.

¿Es una opción para mí?

Si has buscado imágenes de suelos hidráulicos en cocinas, o te has dado una vuelta por nuestro catálogo, puede que las cocinas que hayas visto en las fotos no se parezcan a la tuya, y te encuentres preguntándote: ¿puede mi cocina en particular alojar una alfombra vinílica?

No hemos estado nunca en tu casa, pero lo más probable es que sí: puedes tener una alfombra de vinilo en tu cocina. Es la gran ventaja de trabajar con nosotros: adaptamos el diseño perfecto a las dimensiones perfectas.

Depende de qué quieras conseguir y transmitir con una de nuestras piezas, puedes usar alfombras más pequeñas para dar un toque de color, o cubrir toda una superficie para conferir identidad y proteger el suelo que hay debajo.

Ya tengas una cocina grande, pequeña, luminosa u oscura, con isla o sin ella, tenemos un diseño y una dimensión para ti: es cuestión de encontrarlo juntos.

Back to list